redireccion 301

¡Hola de nuevo!.

He estado un poco ausente pero he tenido algunos motivos, te lo voy a explicar para que no te quedes con la curiosidad antes de entrar en materia que sé que lo estás deseando… no insistas, si te lo voy a contar igual… 🙂

Después del estupendo (porque lo digo yo) post acerca del hosting basado en discos SSD que publiqué recientemente como ya sabéis, estuve charlando con la gente de WebEmpresa, muy amables la verdad, y al final acabé haciendo este otro post en su blog que habla de las 7 mejores herramientas SEO para WordPress. No fue sencillo seleccionar 7 herramientas, pero al final me decidí por esas ya que son las que creo más útiles y que más uso… espero que os guste el post. Es una buena manera de escribir de vez en cuando en otros blogs y además aportar algo de autoridad al mío… ¡nunca viene mal! 😉

Pues bien, después de hablar tanto de los discos SSD me piqué y acabé comprando uno para mi portátil, así que imagínate, entre reinstalar con Windows 8.1 (sí, va bastante bien) y todo lo demás, pues he tardado algo. Una cosa para el que tenga dudas, las herramientas SEO, Whitehat, blackhat y de todos los colores, funcionan bien en Windows 8.1, ¡sin problemas!.. y por cierto, ahora mi portátil parece otro, lo que hace un disco SSD, una maravilla…

Bueno, vamos al grano que me lío… seguro que recuerdas el famoso post acerca del linkbuilding o construcción de enlaces por dónde empezar que inició la serie, pedía 25 “+1” y ya va por 38, no está mal, luego continué con el artículo “linkbuilding o construcción de enlaces, continuemos” que yava por 38 “+1” también, curioso, y ya comenté que seguiría al llegar a 50… cuando llegue ya veo que continuidad darle, tengo un par de ideas… 🙂 dale ya un +1 sino lo has hecho ya y así me pongo a escribir la continuación…

Redirecciones 301

Ahí el bueno de Matt comentando que no hay límites para las redirecciones 301 y comentando lo que son…

Como se puede adivinar por el título del artículo, hoy voy a continuar con el tema de las redirecciones 301, no voy a entrar en todo el detalle, no tienes más que buscar “redirecciones 301” en Google y ves lo que es, al fin al cabo, de manera muy resumida, no es mas que una forma de decirle a los buscadores que la dirección de una página ha cambiado y ahora está en otro lugar… lo interesante de esto es precisamente lo que comenta Matt al final del vídeo, ponte el traductor de subtítulos en español si quieres, aunque se entiende bastante bien (hasta yo me entero), mmm ¿que dice qué?

Límites de saltos en las redirecciones 301

301 redirect

Pues lo que dice es que no hay límite en la cantidad de redirecciones 301 que puedes haces en tu web pero que sí que hay límite en una cadena de redirecciones 301. No hay límite por parte de la técnica en sí, es decir, puede redirigir una web a otra y a su vez redirigirla a otra y así sucesivamente, pero el Googlebot sí que tiene un límite, y va el muy espabilado y no dice cuál es dicho límite, pero bueno, con 2 o 3 llega a decir, no pasa nada, más ya no… 🙂

Pues bien, aprovechemos esta circunstancia, lo que no dice en el vídeo tampoco es que… ¿qué pasa con la fuerza de los enlaces que ya tenemos? o de otra manera, tenemos ya muchos backlinks apuntando a nuestra web y ahora hacemos un 301, ¿qué sucede? lo que sucede es que Google los tiene en cuenta y nos pasa todo el “juice” a nuestra nueva web redirigida.. así podemos cambiar de url sin problemas, perfecto. Pues ahora viene cuando aprovechamos toda esa historia y somos un poco pillines…

¿qué pasaría si cogemos un montón de enlaces no demasiado sanos y lo hacemos apuntar a una url redirigida a otra?

Pues en teoría lo que pasaría es que todo el “juice” de los enlaces pasaría a la url final… bien, pero si uso Scrapebox o cualquier otro software (ya los comentaré cuando continúe la serie de artículos de linkbuilding) para crear enlaces a lo bestia, es decir unos cuantos miles.. desde comentarios en blogs, etc., y me paso haciéndolo, lo normal es terminar penalizado, Google te pilla y penaliza tu web. Bien, ¿y si coloco alguna web por el camino y hago que Google me asigne el “juice” por medio de una redirección?, ¿qué web penaliza, la mía o la que está con el 301?

Esto es una jugada divertida, la idea consiste en meter montones de enlaces (por ejemplo con Scrapebox), fíjate, acabo de “blastear” 25387 urls con 4667 “success” y “20720” Failed, no es un buen porcentaje, pero tampoco está mal:

scrapebox success

 

Pero estos enlaces no han ido contra una url mía directamente, el experimento consiste en colocar por el camino una página web que se lleve los enlaces y luego me haga el 301 y pase el juice…

Y para hacer esto ¿qué url utilizo? pues parece buena idea usar una de esas webs que recortan, ¿no?

Por ejemplo esta:

http://tr.im/

O esta:

http://wtc.la/

Hay cientos… bueno, y ahora rizamos el rizo, ¿y si le meto miles de enlaces con las palabras clave que me interesan a una url de una web recortadora de esas que a su vez apunta a otra web recortadora y luego acaba en la mía? Solo doy dos saltos, dentro de lo permitido por el Googlebot (según lo que dice Matt en el vídeo) y tengo dos “barreras” para penalizaciones…

Me he puesto a hacer el experimento, si llego a algún puerto te lo digo.. 🙂

Además, para facilitar la vida, ya hay aplicaciones que se dedican a crear en un periquete estas redirecciones por tí, incluso en dos capas, concretamente lo que hace es crearte 10 urls en “recortadoras” que apuntan a tu web (Tier 1)  y luego unos cuantos cientos de urls que apuntan a las 10 iniciales (Tier 2).

Ahora solo quedaría “blastear” con miles de enlaces el Tier 2 y esperar a ver…

Pues bien, esta es la aplicación que he utilizado:

[sociallocker id=”400″] https://seogratis.es/301nuke [/sociallocker]

Una imagen de muestra:

301 software

 

Por otra parte, parece una buena idea hacer apuntar toda tu estrategia de linkbuilding a una de estas urls recortadas, si pasa algo el día de mañana, basta con cambiar la redirección… este escudo antipenalizaciones puede ser interesante…

¡Continúo mi experimento Blackhat y os cuento en cuanto haya resultados!

Vamos a por los 50 “+1” en este artículo (creo que ya habrá algún resultado para entonces) y os cuento cómo va el experimento… 🙂